Por qué no tengo tatuajes (y nunca los voy a tener)

Me encantan. Son divinos. Recontra estéticos. Muy cancheros. Pero son para siempre. SIEMPRE. Es decir, no se van, NUNCA. Jamás. No me hallo entre esos términos absolutos. Y tengo varios gustos momentáneos fallidos que avalan mi decisión y reconfirman que por más de que hoy muera por tener un LIVE, LOVE, LAUGH en mi muñeca izquierda probablemente en unos años ya no me parezca tan canchero.

Les expongo aquí algunas de las obsesiones que pasaron de moda en mi vida y que, por suerte, no las tengo plasmadas en alguna parte de mi cuerpo (aunque siguen bien vivas en mi cabeza, ¿cómo se sacan ESOS tatuajes?)

A mi mamá le tomaba mucho trabajo lograr que me saque los taquitos de plástico cuando tenía 5 años, hoy no me subo ni a unas plataformas.

taquitos

Cuando tenía 10 juré amor eterno por ABZ, de Five, y bueno…eventualmente lo superé.

abs

Y me acuerdo cómo en el 2010 no podía parar de cantar Hips don`t lie.

shakira

Qué se yo…

No me veo caminando al altar con el tema de Shakira de fondo, subida a los taquitos de Barbie, y con ABZ esperándome al lado del cura. No me agrada la idea.

Hace un par de años me leí y después vi las películas a un nivel fanático obsesivo de Twilight. Por suerte superamos el asunto de los vampiros adolescentes al poco tiempo, una grandulona de 30 todavía enamorada de RobPat no sería tan atractivo.

cullen

Cuando era chica hacía shows y desfiles en mi casa para que todos los adultos me aplaudieran y hoy soy prácticamente fóbica a festejar los cumpleaños por el temor que me da tanta atención.

Siento que no soy de esas personas que tienen constancia en algunos de sus gustos como para mantenerlos de por vida. A veces me gustaría ser más relajada y decir bueeeno, si hoy me pinta tatuarme una estrella, que así sea. Si el día de mañana no me gusta, va a ser un recuerdo de esa etapa de mi vida en la que me gustaban las estrellas. No es tan grave, ¿no? Pero no soy así. No soy relajada. Soy bastante neurótica. Así que bueno, acá estamos, yo y todos mis mambos…siendo felices y evitando aquellas cosas de las que irremediablemente nos vamos a arrepentir. Nos vemos en la próxima edición de: soy así y no puedo evitarlo.

 

P.D.: La inconstancia es es tal que quien sabe en unos años aparezca con alguno de estos dibujos indelebles.

2 Respuestas a “Por qué no tengo tatuajes (y nunca los voy a tener)

  1. jajaja!!!muy buen post. Cuando era mucho mas joven(porque todavía lo sigo siendo, ja!) me hice un piercing en la ceja que tuve 3 meses y ahora, después de tantos años, no encuentro la razón porque me lo hice?!!…moda, locura adolescente, no lo sé. Saludos!!

    Me gusta

Dejá un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s